Los muros combinados de tablaestacas adquieren cada vez más protagonismo en la cimentación de terrenos con grandes diferencias de nivel.

Se trata de un sistema económico de formar un muro, que consiste en intercalar pilotes tubulares de soporte y tablaestacas. Para formar la unión, se sueldan conectores de esquina a los tubos de acero, en los que se introducen las tablaestacas durante la instalación, llevándose posteriormente a profundidad. En este tipo de construcción se pueden combinar perfiles en Z o en U como tablaestacas intermedias. De esta forma se puede construir un muro capaz de soportar grandes cargas de forma económica.

En las tablas se muestran algunos ejemplos.